EnglishFrenchSpanish

Miedos que surgen a la hora de vender tu casa

Miedos que surgen a la hora de vender tu casa – conócelos y elige a la inmobiliaria correcta para que no se cumplan

Dicen los entendidos que los miedos paralizan y los miedos que surgen a la hora de vender tu casa, no son una excepcion. Esto es algo bastante inconveniente de cara a los planes que tienes de vender tu propiedad. Una situación de inmovilidad te podría impedir seguir el ritmo de los potenciales compradores que te estarán llamando en cualquier momento del día para visitar tu vivienda.

A menos que elijas a una inmobiliaria 360 para que se encargue de TODO, literalmente. Y no solo para eso, sino para que te garantice de que esos miedos que estás empezando a experimentar, no terminen siendo la profecía autocumplida.

No es nuestra intención asustarte, sino prevenirte: los miedos no surgen de la nada; seguramente has escuchado historias terribles acerca de ventas de viviendas que salieron demasiado mal cuando se suponía que estaba todo encaminado hacia una operación exitosa.

Los miedos que hoy sientes acerca de la venta de tu propiedad inmobiliaria, no son producto del azar ni de una imaginación muy prolífera, sino que son hechos reales que les sucedieron a personas que, como tú, estaban intentando vender su casa y nunca se imaginaron que todo podía darse vuelta de semejante forma.

Para que nada de esto te suceda a ti, pon tu propiedad en nuestras manos y olvídate de los miedos más comunes que surgen cuando pones tu vivienda a la venta y tu salvación económica depende de cuán bien salga esta operación.

 

Post tags :

Miedos que surgen cuando ponemos nuestra propiedad a la venta y cómo evitar que se cumplan

Te encuentras ante un momento de incertidumbre. Necesitas que alguien compre tu vivienda para así poder pagar tus deudas, mudarte a un lugar nuevo y, si todo sale a pedir de boca, para hacerte ese viaje con el que has soñado tanto tiempo. Sin embargo, cada vez que te vas a dormir, imágenes con situaciones nada deseables con respecto a la venta de tu propiedad, comienzan a taladrarte la mente. De pronto te das cuenta que las probabilidades de que todo salga terriblemente mal son las mismas de que todo resulte un gran éxito.

Entonces, ¿de qué depende que todo resulte como lo hemos planeado? De algo tan simple como cercano: de la inmobiliaria 360 que tienes frente a ti y que se va a encargar de que todo marche sobre ruedas.

Entonces, ¿cuáles son esos miedos que experimentan las personas que han decidido vender su casa o su piso? Veamos si te resultan familiares:

                Vender a un precio excesivamente bajo y perder mucho dinero

En cualquier operación de compraventa, más aun en una cuya magnitud es tan imponente como la inmobiliaria, existen dos intereses contrapuestos. Por un lado, tenemos a la parte compradora, la cual intentará pagar lo menos posible por la mejor propiedad que pueda encontrar. Por el otro lado, estás tú, la parte vendedora, que quieres obtener el mayor capital que el mercado esté dispuesto a pagar por tu vivienda.

Persiguiendo este último propósito, alimentado por el temor a recibir unos cuantos miles de euros menos de lo que tu propiedad te pueda ofrecer, es posible que publiques tu venta a un precio demasiado alto.

El problema con esta estrategia para evitar que el miedo de una enorme pérdida de dinero en la venta se termine cumpliendo, es que muy probablemente recibas muy pocas visitas y, en consecuencia, una bajísima, o incluso nula, cantidad de ofertas.

Solución: en primer lugar, como comprador debes despojarte del valor afectivo que tu vivienda te representa. No hay compradores que estén dispuestos a pagar por tus vivencias personales entre esas paredes que te vieron crecer, descubrir el amor y ser testigo de cómo tus hijos se transformaban en maravillosos hombres y mujeres.

El segundo paso consiste en hacer una profunda investigación de mercado para asignarle a tu vivienda el precio justo. Y para ello también es necesario saber a cuánto cotizan los materiales en los que está construida, la zona en la que está ubicada y la proyección del área en la que se encuentra. ¿Sabes cómo calcular eso? Nosotros dominamos esta técnica a la perfección. ¿Necesitas ayuda? Aquí estamos.  

 

 

 

                   Recibir demasiadas visitas, pero casi ninguna oferta

Otro miedo que puede llevarte a enturbiar la cuidada higiene de tu sueño, es el de recibir visitas al mejor estilo open house norteamericano, pero casi ninguna oferta y, para empeorar el panorama, muy por debajo de lo que estás pidiendo por tu casa o piso.

En situaciones tales, podemos encontrarnos ante dos posibles problemas:

      a) Precio excesivo

      b) Condiciones inadecuadas de la vivienda

El problema del precio excesivo lo tratamos en el apartado anterior. En cuanto a las condiciones inadecuadas de la vivienda, se trata de presentar una propiedad desactualizada con respecto a los requisitos que los compradores de hoy en día están exigiendo. Tal es el caso de viviendas con aberturas energéticamente ineficientes, revestidas en materiales del siglo pasado o con poca iluminación natural.

Solución: si este es tu miedo, necesitarás sopesar las consecuencias de dejar tu vivienda en las condiciones en las que se encuentra y de realizar cambios estratégicos que despierten el interés del exigente comprador actual. Es posible que, si la dejas como está, no encuentres clientes dispuestos a pagar por ella ni siquiera un precio muy por debajo del mercado.

   

 

                 Que el mercado cambie de forma tal que me perjudique

Los mercados pueden ser muchas cosas, excepto estables, mucho menos en los tiempos que corren. Un organismo microscópico nos demostró ser capaz de obligarnos a cambiar nuestro estilo de vida y, por ende, a poner de cabeza los precios del mercado.

Ahora lo sabemos: puede volver a suceder. Por lo tanto, es completamente comprensible que tengas miedo de que el mercado se dé vuelta en contra de los precios de las propiedades inmobiliarias, lo cual te perjudicaría enormemente.

Solución: la forma de evitar que esta profecía se haga realidad, es a través de una proyección del mercado inmobiliario. Esta consta en un estudio, llevado a cabo por analistas profesionales, que arroje resultados predictivos acerca de los precios de las viviendas en general y, muy especialmente, en tu área.

 

                Que el comprador se arrepienta

Si tienes este miedo, es porque sabes muy bien que ni una oferta ni el inicio del trámite de compraventa te garantizarán que la operación llegará a destino de forma exitosa. Los arrepentimientos en el trayecto existen y tu comprador puede ser víctima de esta situación, lo cual tendría consecuencias devastadoras en ti.

Solución: la negociación es la forma de revertir ese arrepentimiento. Si el comprador se echa hacia atrás por una cuestión de precio o porque se percató de que la vivienda tiene ciertas fallas o carencias, necesitarás que alguien experimentado en estrategias de negociación los ayude a ambos a replantear las condiciones de la operación.

En el caso de que la parte compradora se arrepienta por razones personales, un profesional en las artes de la negociación también puede intervenir para desplegar ante sus ojos las posibilidades con las que cuenta antes que decantarse por renunciar al hogar de sus sueños.

¿Conoces a alguna persona experta en negociación? En nuestro equipo de colaboradores tenemos más de una que te podemos recomendar con los ojos cerrados.

 

                ¿Quién está entrando a mi casa? ¿Su intención es realmente la compra?

Por último, nunca faltan personas que aprovechan una publicación inmobiliaria para que les abran las puertas de una casa que nunca querrían comprar, sino usarla para llevar a cabo sus perversas intenciones. En otras palabras, poner tu propiedad a la venta  y no contar con un sistema de filtro para decidir quién entra y quién no, es exponer la intimidad y la integridad de tu hogar y de las personas que en él viven de forma permanente.

Solución: podrás evitar que este miedo se cumpla si dispones de un equipo de profesionales dedicado a filtrar y, por supuesto, a llevar a los clientes a tu propiedad tomando todos los recaudos necesarios para que no corras peligro alguno.

 

En conclusión, evitar todos estos, y muchos más, problemas depende de la correcta elección de la inmobiliaria que se encargará de asesorarte, acompañarte y respaldarte, en cada paso. Somos una inmobiliaria 360 que se ocupa desde la promoción de tu propiedad hasta la entrega de las llaves a tu comprador. Hacemos que la venta de tu propiedad no solo sea posible, sino que también tenga lugar en las condiciones más favorables para ambas partes. Nuestra misión es cuidarte. ¿Ya coordinaste tu entrevista?

Post recientes
Síguenos

Permite que uno de nuestros expertos te asesoren y guíen durante todo el proceso de venta, compra o alquiler.

Newsletter